Proyecto SlowDermo

¡Hola!

Lo primero de todo es presentarme: Me llamo Sarai, soy farmacéutica y cuando empecé a trabajar en el sector, me empecé a apasionar por el mundo de la cosmética y la salud de la piel. Me parece que es un ámbito fascinante y muy desconocido por el público general. No quiero enrollarme aquí más, os cuento mi historia en la sección Sobre mí del blog.

Con el tiempo, decidí seguir formándome en este campo mientras trabajaba, con la idea de entender mejor todos los entresijos de los «potingues» que usamos a diario, sus componentes y efectos. Pero mi ansia de saber no se ha saciado, sino que aumenta cada día. Por ello siempre sigo aprendiendo, de personas a las que considero referentes por su amplia formación, de estudios científicos y de cualquier novedad, ya que este es un mundo en constante cambio y movimiento.

No puedo mentir, no es fácil dominar el arte de la cosmética. Lo que sí me gustaría conseguir (y espero que conforme avancemos en este viaje juntas/os se haga realidad) es acercar a cualquier persona los conocimientos suficientes y basados en fundamentos científicos para que sea capaz de escoger, por sí misma, la rutina, productos o hábitos que mejor considere para la salud de su piel y su bienestar, huyendo de falsos mitos, y aprendiendo a usar el espíritu crítico ante el machaque de slogans con que nos inunda la industria cosmética.

En lugar de recomendar productos sin más, quiero hacer hincapié en entender las funciones, ingredientes y necesidades de la piel para que cada persona sepa buscar y escoger el producto que más le apetezca, según lo que quiera gastarse o el aspecto de su piel que quiera mejorar.

La filosofía «Slow» de la que hablo tiene que ver con dedicar más tiempo a mimarse, a cuidarse, a observar las necesidades de tu piel y entenderla poco a poco. Ser capaz de gestionar el consumismo voraz por producto y pensar en activos y en rutinas realistas y realizables en nuestro estresante día a día. Y siempre empezando poco a poco, ya que si de pronto queremos pasar de no cuidarnos la piel a tener una rutina de 5 pasos… ¡Va a ser complicado mantenerla!

Por último, y por si todo lo anterior no fuera reto suficiente, me propongo llevar adelante todo esto con humor, de forma amena, distendida y accesible. Para mí cuidar la piel es algo divertido, relajante y apasionante, y quiero transmitirlo así. (Aunque este post de presentación me está quedando bastante solemne, ¡todo hay que decirlo…!)

En fin… ¿Me dejas acompañarte en este viaje lleno de descubrimientos?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s